//
estás leyendo...
ciencia, cultura, Uncategorized

Fuerza irreflexiva

La fuerza irreflexiva funciona por si propia y conduce siempre al mismo objeto y fin, lo anterior define perfectamente a lo que conocemos como instinto, la inteligencia es la acción combinada de las ideas del hombre, es la fuerza reflexiva que determina el albedrío.

Dos términos en verdad importantes: Instinto y albedrío, ambos términos implícitos en el ser humano, pero la línea que separa a cada uno es muy delgada y nos preguntamos: ¿Cuándo estoy haciendo tal o cual cosa por intuición o por libre albedrío?

El albedrío nace de la inteligente combinación de ideas, como la combinación de los siete colores primarios, en consecuencia, donde no existe inteligencia no puede haber albedrío.

El hombre se distingue del resto de los seres vivos, por la facultad de controlar esos instintos y su libertad de actuar, de acuerdo con los impulsos exteriores o interiores y aún suprimirlos cuando la razón y la inteligencia se lo aconsejen.

Existe una diferencia radical, el hombre dotado de inteligencia, de libre voluntad y de conciencia, sabe lo que es justicia y aspira a alcanzarla, los demás seres vivos están colocados dentro de un círculo que la naturaleza les ha impuesto y del cual no pueden prescindir.

Es sencillo entonces comprender por nosotros lo que es la justicia, como la voluntad de vivir honestamente, no dañar a otro y procurar el equilibrio entre el derecho propio y el ajeno.

No podemos vivir aislados, hemos nacido preparados a vivir en sociedad y ser útiles a nuestros semejantes y a nosotros mismos, procurando siempre ser justos, es decir, dar a cada quien lo que le corresponde.

En la investigación de lo bueno y de lo malo, de lo útil y de lo dañino, de lo que nos iguala y nos humaniza, es la conciencia quien desempeña un papel muy importante pues, indica y sirve de guía en el camino que nuestra inteligencia examina.

La tendencia final de los estudiosos es la justicia, aspiración noble sin la cual no se puede llegar a la fraternidad, los seres humanos necesitan alcanzar la igualdad y ello requiere la justicia.

Compleja es esta filosofía, que inicia con la comprensión del concepto conocido como conciencia humana, que nos conduce a través de complicados problemas filosóficos al establecimiento de la justicia.

Necesario es entonces el estudio de las facultades del hombre de manera aislada y su modo de ser dentro del seno familiar y por ende en la sociedad, mostrando una fuerza reflexiva.

Se comprende que la fuerza irreflexiva solo se encuentra en el resto de las especies vivas, que carecen de las facultades que nos proporciona la vida misma a nuestra especie, eso es lo que nos hace distintitos, porque comprendemos lo que es la conciencia y la justicia.

Decimos entonces que el resto de las especies actúa de manera irreflexiva porque solo actúa por instinto, quedando a merced de la naturaleza o de quien se apropie de ellas.

El ser humano sí puede aspirar a la libertad, al libre albedrío y a la justicia.

Acerca de Julio Torres,curioso 2012

Inicio empresa productora de publicidad en este año 2013 con el nombre: Alcala producciones ubicada en la ciudad de Puebla, Puebla

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: